Jue08162018

Last updateVie, 01 Feb 2019 5pm

Back Está aquí: Home rapidas

Comienzan las fiestas de Sigüenza

Jorge Sopeña, de Los Verdugos, y Javier del Castillo, de La Rampa, se encargaron de decir unas palabras después de un desfile de carrozas multitudinario. La reina de las fiestas, Amara Gadea, dio los correspondientes vivas, a San Roque, la Virgen de la Mayor, a las Peñas y a Sigüenza, antes de que José Manuel Latre, alcalde de la ciudad, prendiera la mecha del cohete que estalló el chupinazo sobre la Ciudad del Doncel.

VER GALERÍA DE FOTOS DE FIESTA

A partir de las ocho de la tarde del 14 de agosto, la Avenida de Juan Carlos I comenzaba a llenarse de alegría festiva. Voluntarios de Protección Civil de Sigüenza y Guadalajara, Guardia Civil y Policía Local se encargaban de desviar el tráfico por rutas alternativas, dejando así el camino expedito al desfile de peñas, previo al chupinazo que iba sonar a eso de las nueve y media de la noche. VER COMIENZO DEL DESFILE

Las carrozas hacían acto de presencia, y los peñistas, disfrazados con mil atuendos, esparcían su buen humor sobre el asfalto. Personajes de cine, con cámara incluida, referencias al e-Commerce, hawaianas, vikingos, fresas seguntinas, marcianos, superhéroes, patitos de goma, Los Picapiedra… todos estaban allí, con ganas de pasarlo bien en lo más granado de las fiestas San Roque, que iba a comenzar anoche.

Sonaba la dulzaina, penetrante, como el sol de la tarde en el espíritu cuando pega en las piedras de Sigüenza; sonaba el tamboril. Allí estaba el redoblante Carlos Blasco, pregonero del año pasado, marcando el ritmo, como deben hacer los gaiteros en las fiestas populares. En el recuerdo, también Jose Mari Canfrán. Delante y detrás, muchas más charangas, con música de todos los estilos.

Despacito, y extendida a lo largo de su recorrido habitual, por la Plaza de Hilario Yabén y calle del Cardenal Mendoza, la caravana multicolor se iba acercando, a medida que caía la tarde, a la Plaza Mayor. Los seguntinos bailaban y reían en las calles. Reina y damas, tanto en su versión infantil como juvenil, vestidas de blanco, con sus bandas rosas, repartían caramelos a los niños que seguían su carroza, además de disparar confeti, que cubría de colores a los espectadores a su paso. VER DESFILE EN LA CALLE CARDENAL MENDOZA.

Jorge Sopeña.

La Fortis Seguntina, dorada por los últimos rayos de una bonita tarde de agosto añadía belleza al movimiento de las caravana. Pasadas las nueve de la noche, reina y damas descendían de su carroza, decorada con el perfil de la ciudad, al pie de la Catedral, y subían al balcón del Ayuntamiento. Allí, el cohete anunciador de las fiestas, esperaba sentir el calor necesario para hacerlo. Antes, se vivían muchas emociones en el balcón, y aún más en la Plaza.

Tomaron la palabra los portavoces de las peñas de Sigüenza que este año las representan en la comisión. Son La Rampa y Los Verdugos, por cumplir 45 y 25 años respectivamente. Jorge Sopeña, miembro de la primera, recordaba sus primeros años. “Corría el verano del 94, tocaban los Pifostio en la Alameda, Indurain ganaba su cuarto Tour, y en las Malvinas se cocía una peña (…) Si con algo nos quedamos de estos 25 años es con la hermandad y el ambiente de las peñas”, dijo.

Javier del Castillo, representante de La Rampa, tomó el relevo para decir que “celebramos los 45 años de La Rampa con la ilusión del primer día, 45 años de experiencias inolvidables y camaradería, 45 años de comidas, sobremesas, toros, bocadillos y sangría. 45 años arrimando el hombro para que las fiestas brillen a gran altura”. Por fin, la reina de las fiestas, Amara Gadea, después de desear unas fiestas en armonía y con el respeto de todos, dio los correspondientes vivas a las peñas, San Roque, Virgen de la Mayor, las fiestas y Sigüenza. El alcalde de Sigüenza, Jose Manuel Latre prendía la mecha de cohete, que estallaba en lo alto de la Plaza Mayor, encendiendo el tradicional letrero luminoso de las fiestas de san Roque 2018. VER MOMENTO DE LOS VÍTORES

Javier del Castillo.

El concejal de Festejos, Oscar Hernando, deseaba a seguntinos y visitantes “unas felices fiestas”, mensaje con el que coincidía el alcalde, que invitaba a participar de ellas, en todas las actividades programadas, en un ambiente de paz, armonía y diversión. Según las estimaciones de Protección Civil, cerca de 3.000 personas se dieron cita en la Plaza Mayor. Sigüenza está de fiesta.

 

 

 

Emilio de las Heras y José Angel Merino pregonan las fiestas de Sigüenza

Emilio de las Heras y José Angel Merino pregonaronlas fiestas de San Roque de Sigüenza. El motivo, como ellos mismos recordaron al inicio de su pregón, fue llevar casi 70 años entre ambos bailando a los gigantes y cabezudos de las fiestas de San Roque: Emilio, casi treinta; y José Angel, casi cuarenta.

Fue el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, quien dio pie al momento con su discurso de fiestas. Primeramente, el regidor hizo balance de los últimos meses de gobierno municipal. Latre consideró “un trabajo de todos” logros como que Sigüenza haya sido considerada uno de los pueblos más bonitos de España por parte del portal Top Rural; designada Capital del Turismo Rural, en este caso, por Escapada Rural, el advenimiento del Año Jubilar, la llegada de la colección de tapices al completo que ya luce la Catedral, la magnífica continuidad del tren medieval, la exposición 'Fortis Seguntina', el impulso al proyecto de la Iglesia de Santiago gracias al 1,5% cultural y al apoyo de la Diputación Provincial, la llegada a la ciudad de un episodio de Masterchef Celebrity, la continuidad de Sigüenza Gastronómica u obras como un gran colector de 500.000 euros que ha resuelto problemas endémicos en la red de abastecimiento y saneamiento de la ciudad, la eliminación de barreras arquitectónicas en el Ayuntamiento, la ejecución de obras hidráulicas y de comunicaciones en los núcleos agregados, unas jornadas literarias de talla internacional o implantación de la administración electrónica. “Fomentamos la cultura y la educación, porque un buen gobernante es aquel que siembra cultura, y creamos empleo para nuestra ciudad, con la colaboración de otras instituciones”, señaló Latre.

 

Los pregoneros.

Sin embargo, el alcalde también pidió ayuda de otras administraciones para resolver otros males endémicos del municipio a los que el Consistorio no puede, por falta de recursos o por no ser de competencia municipal, hacer frente, como “la construcción de una depuradora prometida y aprobada desde hace años”, la mejora de en el acceso a la A2, o la apuesta por Sigüenza y sus pedanías en favor del desarrollo rural, dada la cantidad de núcleos agregados y extensión con la que cuenta el municipio.

Para finalizar, el alcalde deseó para estas fiestas de 2018, “paz, convivencia, respeto y alegría”, antes de ceder la palabra a la alcaldesa infantil, Inés Gálvez. La niña fue quien gritó los vítores correspondientes a San Roque, Virgen de la Mayor y Sigüenza. VER JOSE MANUEL LATRE.

A continuación tomaron la palabra los protagonistas de la noche. En un original pregón declamado a dúo, Emilio y José Angel, recordaron que la fiesta no sólo la hacen quienes van dentro de los gigantes y cabezudos, sino que esta tradición se ha mantenido gracias al enjambre de niños, abuelos y padres y a las peñas, y sus charangas, sin las cuales, no sería posible bailar a los gigantes, ni correr los cabezudos.

Los gigantes y cabezudos son un signo de identidad de las Fiestas. “Si serán importantes que, hasta que no tiene lugar la primera comparsa, muchos consideran que las fiestas aún no han comenzado”, dijo Emilio.

Los pregoneros mencionaron a Fernando Pardo. “Gracias a su tesón, las comparsas de gigantes y cabezudos de Sigüenza se han conservado hasta nuestros días”, recordaron. Y también hicieron referencia a la actualidad de la ciudad. “Parece que veo allí, por Alcuneza, 47 desaforados molinos, con quienes pienso entrar en batalla y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos empezaremos a enriquecer”, dijo José Angel. “Cervantino te veo, Pepe. Pero no, no son molinos, son gigantes y son solo tres, el rey, la reina y el Doncel. Míralos, ahí los tienes”, le contestó su compañero, señalando a los tres gigantes.

E igualmente dieron su opinión sobre aspectos turísticos de la ciudad. “Necesitamos preservar Sigüenza y su entorno. El Tren Medieval es una pieza clave. La designación como Capital del Turismo Rural en 2017 fue genial. En lo cultural, iniciativas como Atempora, el Año Cisneros y ahora el Año Jubilar de la Catedral han vuelto a poner a Sigüenza en el mapa. Pero Sigüenza también necesita una mayor actividad industrial”, afirmaron, antes de dar por pregonadas las fiestas con los vítores. VER PREGON

En la gala también fueron presentadas y proclamadas la reina de las fiestas 2018, Amara Gadea, y sus damas: Sandra Isabel Serrano, Marina Jimenez, Alejandra Gallego, Mayte Jiménez Guardiola y Paula Lepinette. Igualmente lo fueron, en su versión infantil, Adriana Sobrino y Ursula Cabrerizo, como damas, y Elena Alguacil, como reina. Para terminar la gala, la reina de las fiestas entrante y la saliente, Barbara Bussons, amigas de siempre, deleitaron al público cantando uno de los temas del dúo, Hermanas Exhistoria, que también las une musicalmente. VER MOMENTO

A lo largo de la gala, se entregaron también los premios al balcón más bonito del municipio en el marco del concurso 'Ventanas, balcones y rincones floridos de Sigüenza', que recayó en manos de Juana Bermejo, y a Anna Zelinskaya, como autora del cartel que anuncia las fiestas de San Roque. VER ANNA ZELINSKAYA. La Banda de Música de Sigüenza, dirigida por Elisa Gómez, como viene haciendo desde el año 2012, amenizó el evento interpretando hasta cinco temas a lo largo de la presentación. Ayer actuaron 30 músicos, y debutaron tres pequeños trompetas, Guillermo, Pablo y Luis. VER ELISA GOMEZ.

 

Actuación de la Banda de Música de Sigüenza

Presentaron brillantemente la gala Victor Parrilla y Marta Tamayo, a quienes el Ayuntamiento quiso obsequiar por su labor con un detalle final. Colaboraron en la gala, en representación de las peñas dos de las que están este año de aniversario, Verdugos (25 años) y Rampa (45 años).

VER GALERÍA DE FOTOS

 

 

 

'El lago de los cisnes' y 'Yo hice la EGB', mejores disfraces infantiles de San Roque en Sigüenza

En el concurso celebrado el 9 de agosto en el Parque de La Alameda, participaron 150 niños y niñas, en las modalidades de grupos e individual y parejas.

Cerca de ciento cincuenta niños y niñas se dieron cita en el Parque de la Alameda en un concurrido y divertido concurso de disfraces, dividido en dos modalidades: individual y de parejas, y grupos. 

La primera de las categorías registró la participación de 24 disfraces. El mejor de todos ellos, según el jurado que presidia la concejala Charo Toro, y en el que hubo integrantes de distintos colectivos y asociaciones de la ciudad, y también representantes del Consejo de la Infancia y la Adolescencia de la ciudad, fue un original 'Lago de los cisnes'.  El segundo fue para unas magníficamente trabajadas 'Ceras de Plastidecor', y el tercero, para dos pequeñas religiosas, 'Sor Lara y Sor Paula'.

En la modalidad de grupos, participaron nueve. El tercer premio fue para los Darth Vaders de 'La Guerra de las Galaxias', el segundo para unos sorprendentes 'Dibujos' en blanco y negro, y el primero para el recuerdo, expresado en sus hijos, de los padres que hicieron la EGB. El disfraz llevó por título, 'Yo hice la EGB'.

La tarde resultó de lo más divertida. Cada grupo pudo llevar su propia música para llevar a cabo su presentación con ella, mientras la ciudad se refrescaba en los quioscos del Parque de La Alameda. Reina y damas ayudaron a los niños y niñas a subir al escenario, mientras que fue el concejal de Festejos, Oscar Hernando, el que condujo el evento.

Cante jondo en la Ronda

El titular es estrictamente noticioso: es fácil recordar conciertos en Sigüenza de música clásica, rock, pop, jazz, blues, folk, rancheras, tango, fado… pero nunca de flamenco. El cante jondo es un género musical no sé si proscrito pero desde luego apenas programado en esta ciudad, y por eso resultó aún más deslumbrante el espléndido concierto del joven cantaor Alberto Funes (Granada, 1982) y el guitarrista David Monge (Guadalajara, 1980, con orígenes en Riofrío), el jueves 9 de agosto en el patio del Albergue de la calle Mayor, que da a la Ronda del pinar. Y, por si alguien tenía alguna duda, que quede claro desde el principio: el local se llenó de un público que aplaudió con entusiasmo.

No fue, además, un concierto flamenco descafeinado, aliviado a propósito para un público poco conocedor, sino un recital de cante a carta cabal: arrancó por unas imponentes soleares y continuó por tientos/tangos, granaínas, bulerías, siguiriyas y cantiñas. Flamenco puro, sin concesiones. Solo al final, en el bis, Funes se permitió ofrecer una versión de la célebre Soñar contigo, de Toni Zenet, que cantó por bulerías en una versión que a quien escribe estas líneas le gustó más que la original del crooner malagueño.

Alberto Funes y David Monge en el concierto.

Funes se mostró solvente en todo cuanto cantó. Los palos que eligió son los más exigentes, y en todos brilló. Las soleares con que abrió el concierto anunciaron que estábamos ante un cantaor serio, que sabía muy bien lo que se hacía. Los tientos, rematados por tangos, rezumaron compás (“Hablo con Dios y le digo…”). Con las granaínas se acordó de su Granada natal con letras que inmortalizó Enrique Morente y que Funes interpretó con especial sentido (“La que vive en la Carrera, esa señora lo sabe / que yo te quiero de veras...”). Las siguiriyas tuvieron la solemnidad que exige ese palo (“Yo no soy de esta tierra, ni conozco a nadie…”), como fueron festivas las bulerías y las cantiñas gaditanas. Todo ello perfectamente acompañado por el guitarrista David Monge, a quien ya conocíamos de anteriores conciertos de la Asociación de Violería, y que lució en algunas falsetas vertiginosas, sobre todo en las siguiriyas.

Del desgarro en algunos tercios, a la dulzura en otros, Funes se reveló como un cantaor largo, dominador de un amplio repertorio,  y con un exquisito gusto en la selección de letras. Es una maravilla comprobar cómo el flamenco se renueva con cantaores jovencísimos absolutamente comprometidos con el cante por derecho. De una sólida formación musical, Funes además de cantar toca la guitarra y el violín, y compone canciones. Al principio advirtió de que no se guardaría nada, aunque más adelante desveló que había viajado desde Almería en el día, se encontraba cansado y su voz se resentía, aunque a quienes lo escuchamos nos costó advertirlo (quizá se le veía algo comprometido en los forte, cuando el cante le exigía una mayor energía).

Cante en el jardín de El Albergue

Fue una inesperadamente fresca velada estival, organizada por Siguenz(A)rte (otro acierto en la programación de Mari Carmen Hernando, y van…), con la participación del profesor de la Escuela Municipal de Música, Fernando Álvarez, encargado del equipo técnico, que sonó perfecto, y con la colaboración de Nines Gordo y Diego Moreno, los propietarios del Albergue que acogió el evento y que supuso el descubrimiento de un nuevo espacio donde disfrutar de la música en directo en verano. No es de extrañar: en la finca aún resuenan los ecos de la guitarra de Santi Moreno, hermano de Diego, que ocupaba sus tardes seguntinas en largas sesiones de ensayo, como los sones de la música que acompañaba a la peña El Tropezón, que tuvo aquel patio como local durante 23 años.

Quienes no acudieron se lo perdieron: no es fácil encontrar una mejor  manera de emplear 10 euros durante el verano seguntino. Y quedan descartadas para siempre las suspicacias de quienes miran con recelo al flamenco en Sigüenza, donde nunca han faltado aficionados con mente abierta a cualquier género musical, cuando se muestra con la calidad de este concierto. Cantaor y guitarrista brillaron, el entorno era cautivador, la organización perfecta  y el público disfrutó de lo lindo.  Habrá que repetir, en una noche de menos fresco (lo que en Sigüenza llamamos fresco y en otros lados, un pasmo). Seguro que… continuará.

 

 

Las XLIV Jornadas de Estudios Seguntinos concluyeron con un homenaje al primer cronista de la ciudad, Juan Antonio Martínez

 

Hubo cuatro conferencias, centradas este año en la nueva serie de tapices que luce la catedral, en el retablo de Santa Librada, en la muestra 'Fortis seguntina' que se puede admirar en el Museo Diocesano, y en el patrimonio cultural seguntino, precisamente en el Año Europeo del Patrimonio Cultural, en la que se recordó el XL aniversario de la publicación del libro 'Sigüenza. Historia. Arte. Folklore', por parte del primer cronista oficial de la ciudad.

La conferencia de clausura de las XLIV Jornadas de Estudios Seguntinos que, por su temática, han obtenido el sello del Año Europeo del Patrimonio Cultural, estuvo dedicada al primer cronista de la ciudad, Juan Antonio Martínez, en homenaje a los XL años de la publicación de su libro “Sigüenza. Historia. Arte. Folklore”. El libro fue, en su momento, un compendio del patrimonio cultural de la ciudad. En sus páginas se podía encontrar no solo la historia de Sigüenza desde sus orígenes hasta 1978, año de su publicación, sino también la de sus principales personajes, Martín Vázquez de Arce, El Doncel, Doña Blanca de Borbón y Santa Librada. Su publicación fue posible gracias a las suscripciones de cientos de seguntinos, cuyos nombres quedaron recogidos en una lista incluida en su primera edición. 'Sigüenza. Historia. Arte. Folklore' ofrecía una completa guía ilustrada de la catedral, del castillo y de todos los monumentos y barrios de la ciudad, y hablaba de futuro, vislumbrando, por ejemplo, la importancia que tendría el Parador de Turismo -inaugurado pocos años antes de que el libro fuera impreso- en la promoción de la ciudad del Doncel, que en 1965 había sido declarada Monumento Histórico-Artístico.

 

 

Tres fueron las conferencias que antecedieron a esta última en la que, además del citado homenaje, Pilar Martínez, hija del primer cronista y actual cronista oficial de la ciudad, explicó con ejemplos significativos todos los tipos de patrimonio que conviven en la ciudad de Sigüenza y “que serían motivo suficiente para que fuese declarada Patrimonio de la Humanidad”, afirma.

 

 

En la conferencia de apertura la doctora Margarita García hizo una síntesis de las dos series de tapices flamencos de la catedral, tanto de la dedicada a 'Las Alegorías de Palas Atenea', como de la recién inaugurada en la Sala de la Fragua del claustro catedralicio, que narra la 'Historia de Rómulo y Remo'. La doctora aseguró, sin ningún género de dudas, que el artista que pintó los 18 cuadros que luego se convirtieron en tapices en Bruselas fue el francés Charles Poerson, cuando hasta ahora se creía que habían sido obra de un discípulo suyo. También apoyó la idea de crear una 'Ruta de los Tapices' en la provincia de Guadalajara que uniese los museos dedicados a ellos en las localidades de Pastrana y Sigüenza.

 

 

En la segunda conferencia, el doctor Francisco Javier Ramos, a quien presentó la archivera municipal, Amparo Donderis, tras las palabras del alcalde seguntino, José Manuel Latre, que inauguraron oficialmente las Jornadas, trazó una exhaustiva biografía artística del pintor Juan Soreda, autor del retablo dedicado a narrar la verdadera historia de Santa Librada. El retablo se halla inserto en el altar catedralicio de la Santa, recientemente restaurado. Como máximo conocedor de la pintura renacentista seguntina, no en vano es el autor del libro 'Juan Soreda y la pintura del Renacimiento en Sigüenza', fue analizando una a una las obras de este pintor del siglo XVI, tanto las que precedieron a las tablas del altar de Santa Librada, como las que realizó fuera de Sigüenza hasta su fallecimiento. Al describir cada una de las escenas del retablo seguntino fue relacionando sus composiciones con obras claves del Renacimiento italiano. Obras que bien pudo conocer a través de grabados o en un hipotético, pero no improbable, viaje a Italia.

 

 

Tanto García como Ramos García agradecieron al canónigo archivero, Felipe Peces, presente en ambas conferencias, las facilidades que en su día les había dado para la consulta del rico Archivo Catedralicio, cuyos fondos fueron imprescindibles para las investigaciones.

Pilar Martínez Taboada, Fco. Javier Ramos y Sonsoles Arcones

 

 

La tercera conferencia tuvo lugar en el patio del Museo Diocesano de Arte Antiguo. Miguel Ángel Ortega explicó la exposición que recientemente se ha inaugurado allí bajo el título: “Fortis Seguntina. La catedral románica y el Cister”. Ante un público sentado alrededor de la gran maqueta que representa cómo era la catedral de Sigüenza en el siglo XII y en los primeros años del XIII, Miguel Ángel, que es además de director del Museo y delegado diocesano de Patrimonio Cultural, uno de los comisarios de la exposición, fue desglosando año a año el proceso constructivo de las primeras fases de la catedral.

 

 

La catedral la ideó Bernardo de Agén. Inició las obras su sobrino, Pedro de Leucata. Los trabajos continuaron en época de D. Cerebruno y D. Joscelmo. Fue en esta última prelacía cuando se consagró, el 19 de junio de 1169, hace ahora 850 años. Precisamente por esta razón, el papa Francisco ha concedido a la catedral seguntina un año jubilar. La influencia del Cister en la catedral se dejó sentir en las siguientes prelacías de D. Arderico, D. Martín de Finojosa y D. Rodrigo. Al concluir su conferencia Miguel Ángel Ortega invitó a los presentes a recorrer el resto de la exposición y del Museo, y anunció las próximas inauguraciones de las sucesivas exposiciones y maquetas en las que se analizará y representará la catedral en su época gótica y renacentista.

 

 

Las XLIV Jornadas de Estudios Seguntinos han cumplido con creces con el lema del Año Europeo del Patrimonio Cultural: Nuestro patrimonio, donde el pasado se encuentra con el futuro, pues a lo largo de estos cuatro días en ellas se ha valorado gran parte de la herencia cultural que nos han dejado nuestros mayores y que debemos contribuir todos a conservar para que sea el motor que impulse el futuro de nuestros hijos”, afirma su organizadora, Pilar Martínez. El ciclo de conferencias lo abrió el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, y contó con la presencia de la concejala de Cultura, Sonsoles Arcones.

 

 

Application 0.024 seconds (0.024); 0.42 MB (0.199) - afterLoadApplication 0.163 seconds (0.139); 2.02 MB (1.609) - afterInitialiseApplication 0.349 seconds (0.187); 3.65 MB (1.622) - afterCache